Está feísimo devolver regalos

 “Lo regalado, por lo tocado”
Cosas que dice mi madre #12
 

Y así reaccionó mi madre al comprobar que yo, su hija pequeña, en un arranque de enfado máximo, dignidad y autosuficiencia (y novelera que es una) devolví un regalo que me había hecho un novio. Y no un regalo cualquiera, un anillo de oro blanco precioso que yo tiré sobre el salpicadero del coche (si, todo muy pasional  teenager).

 

Y mi madre aparte de llamarme tonta varias veces y decirme que está feísimo devolver regalos (y mas si son de oro y brillan, le faltó decir). Me soltó esto: que lo regalado…pues por lo tocado. A lo que yo me sentí un poco puta. Y ella me vino a decir que no, que puta no, pero tonta un rato y que ya estaba recuperándolo.

 

No lo recuperé, pero si soy sincera me supo mal no recuperarlo por ella, que le hacia ilusión. En mi fuero interno prefería que se lo quedase el interesado y que si se lo topaba algún día le doliese porque no, no era suyo (me sentía la prota de esta canción… muy pasional  teenager de nuevo )

 
 

No he vuelto a devolver regalos, pero ahora no penséis que vivo así…porque si, soy tonta y me he encargado de repetir “no hombre… ¿no ves que soy una sosa que no llevo ni pendientes?”.  Pienso dejar de decir que soy una sosa.

 

¿Quieres recibir el contenido calentito calentito mix en tu bandeja de entrada?

Pasa y ponte cómodo :)


Deja tu comentario

Tu correo electónico no será publicado. Los campos obligatorios estan marcados con un *