La culpa es de mi madre y de las cosas que me dice

 

Mi madre es manchega (bueno, mi madre y toda mi familia incluyéndome a mi…menos mi hermana mediana que es de Reus…pero vamos, que a efectos prácticos es manchega igual que el resto).

El caso es que mi madre es manchega, y si una madre es cansina, una madre manchega tiene un plus de cansinez.

Que no lo digo yo, que lo dice Joaquín Reyes.

A lo que iba, mi madre todo lo soluciona con refranes. T  O  D  O. Lo que quiere decir que tiene el poder de saber donde tocar para ponerte de los nervios (como todas las madres del mundo), pero también tiene el poder de saber donde tocar para reconciliarte con la vida (como todas las madres del mundo).

A base de refranes me mandaba  emborracharme salir a que me diese el aire cuando estaba en pleno mal de amores, me estrelló un huevo fresco en la cabeza en un momento especialmente intensito de mi vida, nos hacía justificantes para no ir al cole cuando le venía bien, nos enseñó que no hace falta coger “ese tren que solo pasa una vez en la vida” (porque llegar se llega igual), aprendí lo feísimo que está devolver regalos  y nos ponía cocido para cenar (porque “en las comidas no estamos los cinco juntos“).

Mi madre es un poquito punk.

Y no me contaba cuentos, pero si muchos refranes (en serio, muchos…es el refranero español hecho persona), así que como era de esperar cada vez me descubro mas en ella…en forma de refrán, de sabiduría popular o de agilidad para arreglar determinadas cosas (de verdad el “y a hacer puñetas” hay que decirlo mas)

Y aunque a veces reniegue de ello,me parece maravilloso. Porque cualquier día me pongo a decir lo que pienso mas seguido.

Como todas las (maravillosas) señoras madres del mundo.

(Lo que espero seguir conservando es la capacidad de esperar mi turno en una cola de gente)

 

output_2orNnt

 

Y como dice mi madre... donde caben dos caben tres ¿quieres pasar y ponerte cómodo?